Instagram pertenece a Facebook desde 2014. Se ha convertido en un negocio con millones de usuarios. Cuantos más seguidores y «likes» tengas, más popular eres. Por eso, RTVE ha creado el documental «Sígueme«, dirigido por Duco Coops, donde analizan las cuentas falsas, pasan el día con un influencer y ven el «detrás de las cámaras» y hablan con un usuario que vende seguidores falsos.

Instagram se está replanteando eliminar el número de «likes» en las publicaciones. Los bots son herramientas que hacen ganar seguidores ficticios sin esfuerzo alguno, pagando por ello. «La única forma de crecer es engañar al algoritmo y burlar el sistema», defienden en el documental.

Se puede fabricar popularidad de manera artificial, cuantos más seguidores y likes tengas, más popular eres. El algoritmo de Instagram ha cambiado. «El ordenador decide qué es relevante. Antes, los post aparecían en orden cronológico. Ahora, aparecen los influencers con más me gusta o seguidores. Atraer la atención es más complicado, por eso comienza la batalla contra el algoritmo». Cada vez que publiques algo en Instagram, es posible que solo lo vea un 10% de tu audiencia.

Un truco que aportan en el documental para burlar el algoritmo es dar me gusta y comentar a cualquier persona que haya interactuado con tu publicación. Así, se genera interacción y la publicación llegará a más usuarios.

«Instagram es una gran farsa, todo es mentira». El marketing de influencers es un negocio en auge y las agencias aconsejan a las marcas sobre cómo trabajar con ellos: «No mostramos directamente la marca, formulamos una pregunta que recibe comentarios. Eso es la interacción. Cuanto más popular una foto, más gente la verá».

Además, en el documental también hablan con un vendedor de bots. Estos son seguidores falsos: «Vendo cuentas de Instagram con el número de seguidores que desee. Una cuenta con 10.000 seguidores cuesta 35€» Estos seguidores vienen de todo el mundo. Antes la gente te seguía manualmente, ahora hay programas que hacen esto.», defiende.

Como ahora es tan barato y fácil conseguir cuentas falsas o bots, las empresas han creado softwares que analizan a los instagramers e influencers. Esto permite a las empresas encontrar cuentas falsas para evitar a las marcas trabajar con influencers que no llegan a la audiencia que dicen tener.

Puedes visualizar el documental en este enlace.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *